domingo, 1 de febrero de 2009

Quién te ha visto y quién te ve





Habráse visto
Largas piernas, ojos tristes,
Cristales rotos en las aristas
Una ausencia similar
Inclinada tras la barra de un bar

Ya no fumo, me dices
Y tu contorno se transfigura tras el humo
Para que seas una sombra
Perdida tras otras sombras,
Tras los ojos de un desconocido misterioso
Que prometa todo sin decir nada
Que prometa el beso que prometes y que sellas
Que despiertas, maldito amor,
Tras las luces de la noche,
Confundidas con falsos latidos
Donde el deseo no quiso dejar su huella.

Y repito que no he visto en tu halo
Atisbo de duda, aunque encojas la tristeza
En débiles sonrisas, mudas, y aprecies el licor
Más dulce cada día, calle abajo en tu garganta
Rumbo al olvido en otros sitios menos oscuros.

Sí, eso creo, y mañana podrás quitarte la máscara.
Hoy abre otra botella, seca las lágrimas
Y deja de tapar el roto de las medias.
Tengo ganas de reirme del mundo,
Y con quién mejor que tú, cuando salgo de estas páginas.

3 comentarios:

darkbella dijo...

me parece algo precioso, palabras bien escogidas y un escrito muy emotivo^^

Salva dijo...

La foto es preciosa (o la-chica-de-la-foto, pero usted disimule).

Aquello que duele es aquello que nos indica que seguimos vivos.

Bes-ups!

agentetigresa dijo...

El texto es precioso... dan ganas de expresarse con claridad y a la misma vez sentirlo todo. Confusiones del corazón...

Sigue escribiendo:)