lunes, 2 de marzo de 2009

Lluvia



Hoy tengo miedo de mis propios versos,
que me miran de pie, bajo aquella tormenta,
mientras me hago un ovillo sobre mi misma,
y, las manos en mis oídos...
No puedo evitar escuchar las campanas
que anuncian mi decline.

3 comentarios:

Salva dijo...

Hummmm he tenido la sensación de que utilizas la palabra miedo a menudo...

Anónimo dijo...

eres buena

Ojos negros dijo...

hola he leido un poco tu blogger
y no se pero precisamente con este poema me paso algo especial, es como si hubiese leido esto antes pero de mi repertorio,porque tambien he maldecido a los versos¡¡
saludos dsde México