domingo, 31 de enero de 2010

Dice el piano decayendo: no estés triste.
Dice el vacío en expansión, que vacío y lleno
son conceptos.
Tengo una sonrisa en la balanza que ha volcado
el resto.
Las sobras convirtiendose en muralla.
Y pensar que nada puede conmigo, ahora mismo,
en esta soledad, en estas paredes,
bajo esta luz que me habla del amanecer.


Quiero pensar que ya está todo,
que si cojo las maletas y me marcho
no será por cobardía.



y Gracias, siempre, gracias.

1 comentario:

JOSE LUIS CARVAJAL dijo...

Escribes muy bonito. Te invito a que tú también visites mi blog. Gracias.