lunes, 31 de agosto de 2009

Viajeros,
en permanentes tierras extrañas.
Buscadores de oro en el polvo
de los recuerdos.

Poesía y sexo,
y evoluciones disparatadas,
la droga de la experiencia,
convertida en anticonocimientos.

Sabrás que estás en el barco
cuando las respuestas llegen solas.
Cuando mires al cielo, pierdas conceptos,
la vida se cuente en momentos,
(momentos que no se cuentan en horas)

Cuando nazcan sonrisas
de la cruda desesperanza.
Y sabrás que estás dentro cuando me encuentres
con los brazos abiertos en el desfiladero
de los sueños reencontrados.

Yo intento revivir el sabor de un beso,
sin desgastar las palabras,
abrir el telón para sentir el miedo escénico,
intento ganarle batallas al tedio,
convertir(te) en un recuerdo imborrable
cualquier tipo de pasado.

2 comentarios:

Allek dijo...

hola! he regresado
lo puedes checar..
un abrazo!

Salva dijo...

Muy bueno, me ha gustado mucho, tiene dos o tres partes geniales (lo que más me ha gustado ha sido lo de los anticonocimientos).

Besos!