sábado, 13 de marzo de 2010

Angela intentaba construir un castillo, de humo y palabras. Intentaba de verdad darle una forma eterna a sus sentimientos.
Y allí, sentada enfrente del monumento que había escondido dentro.
Allí, sintió la fuerza que había evitado todo este tiempo.
La verdad de las palabras.
De Dentro de las palabras.

1 comentario:

valleinclanesca dijo...

Y ese castillo se llama "Cuando sobran las palabras"... y le queda muy poco para ser inaugurado ^^